Rocky Mountain Altitude Powerplay 2018

Bianchi Oltre XR3

Rocky Mountain Altitude Powerplay 2018

Redefiniendo el concepto de bicicleta eléctrica de montaña

Un sistema de asistencia al pedaleo desarrollado desde cero, la misma geometría y comportamiento que el modelo no eléctrico y un desarrollo en el que Wade Simmons, ganador de la primera edición del Red Bull Rampage…y uno de los precursores del Freeride, ha tenido mucho que ver. Así se presenta la Rocky Mountain Altitude Powerplay de 2018, una bicicleta eléctrica de montaña de doble suspensión con 150 milímetros de recorrido trasero y ruedas de 27.5 pulgadas dispuesta a convertirse en un nuevo referente del segmento.

¿Qué tiene de especial la Altitude Powerplay de Rocky Mountain 2018? Principalmente, el sistema integrado de asistencia al pedaleo al que debe su nombre: Powerplay. La firma canadiense ha optado por desarrollar un motor propio alejándose de otras soluciones ya presentes en el mercado, tales como los sistemas Shimano Steps o Bosch Performance, para lograr dar forma a una Altitude exactamente igual al modelo original en lo que respecta a comportamiento y geometría, con excepción de una ayuda extra a la hora de pedalear.

El corazón que da vida a la Rocky Mountain Altitude Powerplay 2018 es un bastidor fabricado en carbono con motor y batería integrados de forma más que elegante. El sistema Powerplay se compone de un motor de 48V y 250W alimentado por una batería de litio de 632/500 Wh. Todo el sistema eléctrico ha sido diseñado de acuerdo a las necesidades geométricas del cuadro y cinemáticas de la suspensión, dando lugar a una Altitude motorizada en la que tanto geometría como puntos pivotantes son idénticos a la Altitude original.

Con el objetivo de ofrecer a los usuarios las ventajas de un potente sistema eléctrico de asistencia al pedaleo bajo la forma de una Mountain Bike pura y dura, los ingenieros de Rocky Mountain han dado una vuelta de tuerca al segmento con su Powerplay. Un motor trifásico, sin escobillas, es el encargado de proporcionar la potencia necesaria en todo momento gracias a un sensor de par. Por otro lado, un embrague integrado en el sistema reduce al mínimo el arrastre cuando se excede la velocidad máxima (25 km/h) o se desactiva la asistencia, proporcionando una experiencia de pedaleo suave, más propia de los sistemas mecánicos que eléctricos.

Para minimizar más si cabe la transición entre Mountain Bike genuina y e-MTB, la Altitude Powerplay se despide de la típica y voluminosa pantalla de control presente en la mayoría de bicicletas eléctricas para, en su lugar, montar un discreto mando remoto con el que activar sus tres modos de asistencia, incluyendo un visor con testigo del modo empleado y el nivel de batería restante. Para una configuración más completa, la e-MTB de Rocky Mountain se vincula con una aplicación móvil para dispositivos iOS y Android con la que, entre otras cosas, poder personalizar el nivel de asistencia o ajustar la duración de la batería según sea la ruta a realizar.

Fuente: https://www.todomountainbike.net/art/rocky-mountain-altitude-powerplay-2018-redefiniendo-el-concepto-de-bicicleta-electrica-de-montana

About the author

Bike Mart

Related Posts

Rocky mountain altitude powerplay 2018

Pinarello 2017 revelan la bicicleta de Sky Team

El F10 Dogma – ligera, más rígida y más aerodinámica...

Ganador de Soul

Ganador de Promo Soul 720

¡Muchas felicidades a Luis Aguilar! nuestro afortunado ganador del sorteo...

Pivot mach 5.5 carbon

Pivot Mach 5.5 Carbon

Buscando la quintaesencia del Trail Decían los filósofos de la...

Escriba su comentario